23 de abril de 2024
El Yunque

Yunque: resistencia al comunismo

En la década de 1950, en plena Guerra Fría, el comunismo estaba en plena expansión en todos los continentes. América central y del sur, por supuesto, no eran una excepción. Muy al contrario, los países al sur de Estados Unidos eran un objetivo estratégico en el afán de controlar el mundo. 

Esta realidad se vivía también en la Universidad de Puebla (México) en la que había nacido, en 1953, la organización del Yunque. En el ámbito académico, con el respaldo de algunos directivos y profesores, se crearon células comunistas.  Por supuesto, los jóvenes del Yunque reaccionaron y lograron agrupar a decenas de universitarios en un grupo llamado ‘Frente Universitario Anticomunista’ (FUA), que se presentó en el año 1955 y que pronto obtuvo el respaldo de buena parte de la sociedad poblana.

El FUA, además de ser abierta y públicamente anticomunista, reivindicaba, frente a la creciente politización de la Universidad de Puebla, su autonomía. De ahí que promovieran el Comité Pro Autonomía Universitaria que, un año después, conseguiría, con el apoyo de sociedades de alumnos de varias escuelas universitarias, que se aprobara una ley estatal que reconocía la autonomía de la institución académica que pasaría a llamarse desde entonces ‘Universidad Autónoma de Puebla’. 

No obstante, en la década de 1960 el Partido Comunista de México, se propuso convertir la universidad poblana en un centro de agitación marxista. La violencia y la subversión fueron constantes pero encontraron la resistencia del Yunque y de los universitarios -estudiantes y profesores- que querían simplemente aprender y enseñar. Numerosos grupos y líderes sociales de la ciudad de Puebla también se organizaron en un comité ciudadano para oponerse a la violencia y a la acción comunista.  

En los años setenta la acción revolucionaria marxista, violenta y represiva, se incrementó. Por ejemplo, en octubre de 1972, dos jóvenes católicos que repartían propaganda invitando a rezar el Rosario en la ciudad de Puebla fueron capturados por un grupo de universitarios que los torturaron y golpearon para, finalmente, prenderles fuego. Y en los primeros días del año 1973, en las instalaciones de la Universidad se desplegaron dos banderas del Viet-Cong (comunistas de Vietnam). Pocos días más tarde, un estudiante fue asesinado en la Ciudad Universitaria. El 31 de enero dos policías fueron secuestrados y torturados  en el interior de un edificio universitario. Uno de ellos huyó pero el otro fue asesinado. El propio gobernador de Puebla acusó al rector de “encubrimiento en el homicidio del policía y de gastar el subsidio universitario en compra de armas”. 

Estos no fueron, sin embargo, los únicos episodios violentos que se vivieron en la Universidad de Puebla.  Los alumnos y profesores de las escuelas de Arquitectura y Administración sufrieron especialmente la agresividad revolucionaria.

En este contexto, la organización del Yunque animó a los profesores y alumnos de Arquitectura y Administración a separarse de la Universidad de Puebla. Importantes sectores sociales acogieron la iniciativa con entusiasmo.

La lucha por la autonomía de la Universidad la lideró el Yunque frente al comunismo y la masonería. Sus militantes eran muy conscientes de que se jugaban la misión de la institución académica pero también la libertad no sólo de estudiantes y profesores sino también de la sociedad y de los ciudadanos.

Si le interesó este artículo, lea también estos:

Los jóvenes del Yunque dejan huella
El respaldo de los obispos al Yunque
Cuando los jesuítas invitaban a los jóvenes al Yunque

Pío XII, inspirador del Yunque

El Yunque

El País pone

El Yunque

¿Dónde hay que

El Yunque

El Yunque es

El Yunque

El historiador Fernando

X