12 de abril de 2024
El Yunque

Si fantaseas con el Yunque puedes obtener un Óscar

(Pedro Cartagena) Esta semana la división de audio del Grupo Prisa, propietario, entre otros, del diario español El País, acérrimo defensor de la ideología socialista y laicista radical, un poder fáctico en España,  y con tentáculos en Colombia, México, Chile y Argentina ha difundido la tercera entrega sobre el célebre Yunque.

En la misma semana en la que nuestros representantes españoles en Los Ángeles han vuelto con las manos vacías, sin estatuilla que llevarse a la boca, los chicos del grupo Prisa  nos descubren nuevos talentos del arte dramático.

Estamos hablando del podcast ‘Dios, Patria, Yunque’ que se difunde por entregas. Cinco capítulos, todos los lunes durante cinco semanas. Esta semana el serial del Yunque nos revela muchísima información.

  • La primera, que por sentencia judicial se desestimó la demanda de un tal Pedro Leblic Amorós contra las supuestas “organizaciones pantallas” del Yunque. El dato es verdadero pero incompleto. Fueron dos instancias judiciales las que desestimaron las pretensiones de este individuo, que fue, además, condenado judicialmente en costas. Y Leblic Amorós no ha abonado los 70.000 € que debe a varias personas físicas y entidades cívicas.
  • La segunda, que Inmaculada, que posee un negocio de organización de peregrinaciones al santuario de Medjugorje, asegura ser una víctima de las perversidades del Yunque. Según ella, le captaron y amenazaron con “partirle la boca” y le hacían pasar muchas penalidades en los cursos de esta organización… pero repetía año tras año. Algo no cuadra porque lleva años contando que ella es una víctima del Yunque en todos los foros posibles. Y no hay noticia de que nadie le haya dicho y hecho nada. Lo que es seguro es que algún sacerdote, en plena peregrinación, se ha visto obligado a pararle los pies. Lo de que fueron los padres quienes insistieron al Yunque para que la invitaran no lo cuenta. Sobre lo de ligar obedeciendo órdenes de sus jefes, me dicen mis fuentes, que mejor no comentar.
  • Entrañables las referencias de Inmaculada a su padre, Ignacio García, el hombre que, según propia confesión, desactivó el movimiento objetor a Educación para la Ciudadanía cuando esta formidable iniciativa cívica dejó de interesar al Partido Popular. 
  • En este memorable drama con tintes de sainete también actúa Luis Santamaría del Río, ex sacerdote, experto en sectas y colaborador ocasional de La Sexta (no es un juego de palabras). Santamaría, que fue cura diocesano de Zamora, anunció hace unos años, al término de una Misa, que colgaba los hábitos para casarse con su pareja. Al margen de su vida sentimental, lo cierto es que, sin conceder audiencia ni escuchar ni mucho menos conceder derecho de réplica a los acusados, decretó en un libro que los miembros del Yunque “eran peores que perros rabiosos”.
  • Personaje secundario en el capítulo de esta semana es un periodista supuestamente experto en información religiosa, Jesús Bastante, que se lamenta de que la Iglesia “haya dejado de hablar del Yunque”.

No pasa nada, Inma, Luis, Jesús, si este año no os dan el Óscar. Ya habrá otras ocasiones. Lo importante es participar.

Recuerden que si quieren saber del Yunque es mejor que consulten fuentes fiables haciendo clic aquí y no se crean lo que cuenta el podcast del imperio mediático del Grupo Prisa. 

Esto no es una broma aunque esta semana nos lo tomemos en clave cinematográfica. Estamos inmersos en una batalla cultural, ideológica y política de largo alcance. En esa clave hay que interpretar la ofensiva mediática contra las personas y asociaciones a las que acusan de ser o tener relación con el Yunque, que son al parecer lo peor de lo peor. 

Quizá porque los que mueven los hilos contra la fe católica, el derecho a la vida, la familia,  las libertades fundamentales y la unidad de España saben que el término Yunque es símbolo de resistencia.

X