22 de abril de 2024
La mirada del espectador

Madrid, Madrid, Madrid

Madrid resiste

Isidoro Antequera. Como en la célebre canción de Agustín Lara, Madrid se ha convertido en protagonista de la política nacional en estos últimos días.

La utilización de la pandemia por parte del Gobierno de Sánchez para acosar a la presidenta Ayuso, con un intento fallido de cerrar Madrid por parte del ministro Illa y un remate final en forma de «estado de alarma», forman parte del enésimo acoso del gobierno sociocomunista a las instituciones a fin de ponerlas a su servicio.

Ahora le toca a la Comunidad de Madrid. La terrible gestión de la pandemia por parte del Gobierno de España, la crisis económica, las permanentes presiones separatistas, las luchas dentro del propio gabinete, la dificultad para aprobar unos presupuestos…y, por si fuera poco, el «caso Dina» y la próxima imputación de su vicepresidente Iglesias, son algunas de las cuestiones que acosan a Sánchez.

¿Cuál ha sido su respuesta ante estas amenazas? De un lado, la cesión, los «gestos» de cada día para mantener lo insostenible, unos compromisos con sus socios comunistas y separatistas que desde el primer minuto eran inaceptables, inmorales, imposibles de cumplir e incapaces de saciar a las sanguijuelas. 

De otro, el asalto a las más altas instituciones del Estado. Sanchez ha despreciado al Rey, al Consejo General del Poder Judicial, a la Fiscalía,… a todo aquel que pretenda mantener su responsabilidad y ejercer sus competencias.

Qué cabe esperar de quien ha ignorado y despreciado a tantos y tantos colectivos, ¡hasta a los muertos! Seamos claros: estamos ante un presidente sin conciencia ni escrúpulos, dispuesto a vender lo que no es suyo y a falsificar la firma si fuera preciso. 

La moción de censura de Vox, que será silenciada y ninguneada por los medios, no conseguirá la caída del Gobierno, aunque sí permitirá escuchar en el Parlamento las verdades como puños que gran parte de la sociedad española contempla y sufre con rabia.

La caída del Gobierno va a llegar, no por la moción de censura o por la oposición en el Congreso. Como en tristes épocas pasadas, la caída de Sánchez llegará porque alguno de sus socios chupasangres se pasará de la cuenta y romperá la «unidad» del Gobierno que nunca existió y que sólo se soporta en una terrible complicidad con el mal, con un proyecto ideológico anti España en el que cada socio aporta un destructivo «ismo».Ojalá que ese momento llegue antes de que las iniciativas anunciadas por los sociocomunistas lleguen a hacerse realidad.  Madrid, por lo que más quieras,…¡resiste!

El Yunque

El Yunque es

El curioso

El rey y

X