23 de abril de 2024
El curioso

Los medios, al desnudo

Carmen Coimbra.- En la segunda semana de enero de 2023 hemos asistido a lo que nuestros mayores, a finales del franquismo y en los inicios de la Transición, llamaban el “destape”. 

Pero, en esta ocasión, no han sido las actrices del cine hispano cutre las que se han desnudado.

La semana pasada han sido los medios los que se han retratado. Como en el cuento de Andersen, podríamos afirmar que “los medios están desnudos”.

No olvidemos que los medios, nos guste o no, siempre están al servicio de algo o de alguien. En el mejor de los casos, se deben a sus valores y a su ideología. Pero sobre todo, los medios obedecen a sus dueños, a sus patrocinadores y a los que les contratan su publicidad y les dan de comer.

No hay que escandalizarse por ello. Es una realidad que hay que conocer y asumir.

La chispa que ha encendido la mecha ha sido el anuncio realizado por Juan García-Gallardo, diputado de Vox en las Cortes de Castilla y León y vicepresidente del Gobierno regional, de hacer cumplir la legislación que regula la autonomía del paciente. 

En concreto, se trataba de ofrecer a la mujer, antes de someterse a un aborto voluntario,  la posibilidad de escuchar el latido del corazón de su bebé. Nada extraordinario porque la ecografía ya se practica. El problema es que, con demasiada frecuencia, se baja el volúmen del ecógrafo y se le oculta a la mujer un dato fundamental para que decida teniendo acceso a toda la información.

Una semana después de la polémica, lo que ha quedado claro es que a la mayoría de los medios y líderes políticos la ecografía, el bebé y la madre les importan poco. Por no decir que les da absolutamente igual.

Lo que se ha puesto de manifiesto es que la batalla electoral ya está aquí, casi cinco meses antes de las elecciones autonómicas y municipales.

Y, naturalmente, en primera línea de batalla están los medios, escuderos de los partidos políticos mayoritarios, PSOE y PP, que tienen poder porque gobiernan en algún ámbito, ya sea estatal, regional o municipal.

Por centrarnos en la derecha, el que ha batido todos las marcas ha sido el presidente de Libertad Digital y comunicador ‘estrella’ de EsRadio. Primero despellejó a García-Gallardó sin ahorrarse ningún insulto. (Y a los dos días perdió los nervios en una tensa entrevista con la cabeza de lista de Vox en la Comunidad de Madrid, Rocío Monasterio en la que le faltó llegar a las manos). 

Dicen por ahí que tan airadas reacciones de Federico se deben al descenso de oyentes (y publicidad consiguiente) de la emisora. Vaya usted a saber. Es cierto que el Estudio General de Medios (EGM) de 2022 señala que EsRadio tenía 678.000 oyentes al inicio del año y 598.000 al final.

Luego está lo de la COPE. Ya sabíamos que la cadena radiofónica propiedad de la Conferencia Episcopal (al igual que 13TV) y, especialmente, su principal comunicador, Carlos Herrera, se inclinan abiertamente por el Partido Popular. 

Si alguien tenía alguna duda, esta semana la ha resuelto. Nada menos que el arzobispo de Valladolid, hasta hace unos meses secretario general de la Conferencia Episcopal Española, Luis Argüello, ha tenido que corregir en directo al presentador sevillano que criticaba la iniciativa provida en Castilla y León. Un representante de la propiedad dando un zasca a su principal comunicador. 

Luego está la posición de ABC, el diario conservador por excelencia (y por tradición), que no ha dudado en dar un toque a Núñez Feijoó y a los líderes populares para que “no caigan en las trampas” de Vox. Todo ello mientras se refiere al aborto como “derechos reproductivos de la mujer”. 

Para ser justos, el digital El Debate, heredero moral del ABC de toda la vida y notable adalid de la batalla cultural, no ha entrado al trapo de atizar a Vox a cuenta de la iniciativa provida en Castilla y León.  

Dicho sea de paso, La Razón, el otro diario impreso de “derechas”, se ha mostrado también respetuoso con la medida del latido y la ecografía de García-Gallardo. Astutamente, ha optado por aprovechar la polémica para atizar a Sánchez, que al fin y al cabo es la bestia negra de sus lectores.

No lo olviden: estamos a menos de cinco meses de las elecciones municipales y autonómicas y TODO lo que se publica o se difunde en los medios es en clave electoral. No muerdan el anzuelo.

El Yunque

El País pone

El Yunque

El País promociona

X