22 de abril de 2024
El curioso

¿La última Misa en Paracuellos de Reig Plá?

Carmen Coimbra. Este domingo, como viene siendo habitual desde el inicio de su ministerio episcopal en la diócesis de Alcalá de Henares, monseñor Reig Plá ha vuelto a celebrar Misa en el camposanto de los mártires de Paracuellos del Jarama y a bendecir con el Santísimo Sacramento las ocho fosas en las que reposan los restos de miles de personas fusiladas por los rojos entre el 7 de noviembre y el 4 de diciembre de 1936. Entre ellos, 143 religiosos beatificados. 

La crónica completa del acto y la homilía completa la pueden leer aquí. Las palabras del prelado no tienen desperdicio. No es don Juan Antonio tibio ni políticamente correcto. Dice verdades como puños. Para muestra, un botón del inicio de su predicación: 

“Mirando el discurrir de los años y viendo la situación actual de España y de la misma Iglesia Católica, algunos están tentados a pensar que la sangre derramada por nuestros mártires fue inútil. Tras un largo proceso de secularización inducida, de nuevo la España oficial está ejerciendo una férrea censura sobre Dios sobre todo en los llamados “actos de Estado”, censura que se extiende como olvido de Dios en las instituciones públicas y en la mayoría de los medios de comunicación. Del mismo modo no es respetada la dignidad y sacralidad de la vida humana, ha sido trastocada la identidad del matrimonio en nuestro derecho civil y desmerecido el gran bien de la familia cristiana. España vive un invierno demográfico severo y, lo que es más grave, ciertas leyes recientes se atreven a llamar “derecho” a lo que es un “delito” o un crimen nefando: el aborto y la eutanasia (Concilio Vaticano II, Gaudium et spes, 27 y 51; Juan Pablo II, Evangelium vitae, 11)”.

En todo caso, lo que nos ocupa hoy no son las celebraciones en el camposanto de Paracuellos del Jarama en el año 2021 si no en el año 2022. Tal como establece la normativa canónica, el 7 de julio del próximo año el obispo de Alcalá de Henares presentará su renuncia al cumplir 75 años. Naturalmente, el Papa puede aceptarla inmediatamente y nombrar a su sucesor o, por el contrario, mantenerlo en su puesto durante meses o incluso años.

Lo cierto es que el obispo de Alcalá de Henares se ha atrevido, a lo largo de su ministerio, “a predicar a tiempo y a destiempo”, como enseña san Pablo. Ha plantado cara a las ideologías de género y de la muerte, a los lobbys LGTB y a los promotores del aborto y la eutanasia. Y le ha costado persecución, amenazas, insultos y hasta ser declarado ‘persona non grata’ en la propia ciudad complutense. 

Y también ha sido el único obispo español en activo que se ha atrevido a celebrar anualmente una Misa solemne en la ‘catedral de los Mártires’, como él ha denominado el impresionante cementerio en el que reposan civiles y religiosas, adultos y jóvenes. 

Y acaba de celebrar un Jubileo por el 450 aniversario de la Virgen de la Victoria de Lepanto. Jubileo que ha clausurado nada menos que el Nuncio de Su Santidad en España.  

En definitiva, a Reig Plá la ‘carrera’ eclesial’ le importa un bledo. Él predica a Jesucristo y proclama el Evangelio con todas sus consecuencias.

Se especula con la inminente marcha del obispo de Alcalá de Henares una vez presentada su renuncia, dando por hecho que el pontífice la aceptará de inmediato. La realidad es que el Papa Francisco felicitó calurosamente al obispo complutense con motivo de sus veinticinco años como obispo. Entre otras, el sucesor de Pedro felicitaba a Reig Plá por su “defensa de las familias, de los niños por nacer y de todos los débiles en España entera, y a favor del apostolado de los laicos”. Naturalmente, las presiones para relevar cuánto antes al obispo no van a faltar. Ni dentro ni fuera de la Iglesia.

¿Volverá Reig Plá el próximo noviembre al camposanto de Paracuellos del Jarama a celebrar la Misa como obispo titular de la diócesis de Alcalá de Henares? Sólo Dios sabe. 

X