23 de abril de 2024
El curioso

Federico pierde los nervios con el Yunque

Carmen Coimbra. No sé cómo andan las cuentas del grupo Libertad Digital-Es Radio.

Lo que es seguro es que los nervios del locutor Federico Jiménez Losantos están muy alterados.

Los problemas internos de Vox le afectan muchísimo al hombrecito de Teruel.

Hay tres hipótesis.

La primera es que sufre mucho si Vox tiene algún problema porque cree que es un partido imprescindible para que la derecha pueda gobernar en España. Por motivos ideológicos y patrióticos. 

La segunda es que el Grupo Libertad Digital recibe cuantiosos ingresos de las administraciones gobernadas por el Partido Popular (Comunidad de Madrid, Andalucía, Ayuntamiento de Madrid…). Y necesita que Vox siga apoyando a los peperos para que no se caigan sus chiringuitos mediáticos.

La tercera es que Federico quiere mandar en Vox como si fuera su Grupo, Libertad Digital, en el cual es el amo y señor. Él pretende decidir lo que tienen que hacer los dirigentes de Vox y defenestrar a los que podrían oponerse al PP y perjudicar su negocio mediático.  

En su pataleta, Federico se hace un lío con el Yunque, que mezcla con los evangélicos, con HazteOir.org (a pesar de que una sentencia judicial en 2014 dejó claro que no existía prueba alguna de la relación Yunque-HazteOir.org), con Rouco y con Cañizares. 

Cuando se le va mucho la pinza menciona también al Vaticano como parte de la “conspiración del Yunque”, que debe ser una organización peligrosísima… para los intereses del deslenguado locutor.

También hay quien asegura que lo que de verdad pone a Jiménez Losantos al borde de la apoplejía son las campañas de HazteOir.org que tienen que ver con Vox o con Isabel Díaz Ayuso. 

Don Federico también quiere, por lo visto, sustituir a Ignacio Arsuaga en Hazteoir o, si es posible, hacer desaparecer esta asociación si no se pliega a sus intereses y obedece sus órdenes.

Y sino, que se lo digan a defenestrados de su programa como el historiador Pío Moa. Recuerden también cómo ha defendido, hasta el histerismo, la obligación de vacunarse contra el COVID, persiguiendo y señalando a aquel que osaba discrepar.

Seguiremos contándole lo que otros te ocultan.

A lo mejor también te interesa este artículo.

Preguntas de los lectores: el Yunque, Vox, Hazteoir

El Yunque

El País pone

El Yunque

¿Dónde hay que

El Yunque

El País promociona

El Yunque

El Yunque es

X