22 de abril de 2024
La mirada del espectador

El PP todavía tiene bicho dentro

Ricardo Muyo. La marcha de las principales aspirantes al trono del PP en caso de que Pablo Casado cometiera un desliz, Cospedal y Sáenz de Santamaría, parecía favorecer el asentamiento del líder en el partido. Casado llegaba a la Convención para ratificarse como vencedor incuestionable, apuntándose el de Andalucía como primer triunfo de su reinado.

Por si fuera poco, el discurso de su principal valedor, José María Aznar, remedando como en un ritual las palabras de Fraga sobre las tutelas, se antojaba un punto a favor del recién aterrizado presidente popular. Un reimpulso al PP ante un PSOE desgastado, un Podemos en plena crisis y un Vox al que todavía tienen la esperanza de arrebatar votos sacando a relucir la bandera española y el himno nacional.

Sin embargo, la convención de este fin de semana ha revelado que en el PP todavía quedan restos de la tibieza, del marianismo representado por el propio Mariano Rajoy el viernes y apuntalado previamente por Feijóo en la inauguración. Con la excusa de huir del sectarismo algunos populares renunciaron a las esencias del partido y continúan sin darse cuenta porque, electoralmente, a ellos no les fue mal. 

Para colmo, el candidato colocado en su día por Sáenz de Santamaría y Arenas, por el que nadie daba un duro, es el primero en convertirse en barón de la nueva era de Casado. Y para colmo de los colmos, Casado se empeña en mantener a un Maroto que reinterpreta en clave “moderada” cada mensaje que considere lo merezca. Así, el número 3 de la formación ya anticipó que, si el Gobierno andaluz abría una Consejería de Familia sería una consejería para todo tipo de familias…

En fin, que Casado tiene todavía al bicho dentro y con la excusa de huir de los sectarismos, algunos populares quieren seguir buscando mayorías absolutas a la vieja usanza, pescando en los terrenos de la izquierda mientras siguen perdiendo por la derecha.

Mientras tanto, Vox solo puede seguir subiendo. El triunfo en Andalucía le ha dado a conocer entre quienes jamás habían oído hablar del partido. De momento, han pagado alguna novatada, pero muy mal lo tienen que hacer los de Abascal para no seguir sorprendiendo en las próximas elecciones europeas, municipales y autonómicas.

El Yunque

El País pone

El Yunque

Si fantaseas con

El Yunque

¿Dónde hay que

El Yunque

El País promociona

X